Tickets en Bogota

Tickets > Tickets en Colombia > Tickets en Bogota

Descubre los tesoros de Bogotá durante esta fascinante visita guiada de cuatro horas de duración que recoge los principales puntos de interés de la ciudad, así como la entrada a dos museos, uno de ellos el famoso Museo del Oro. Tu aventura comienza con una expedición panorámica por las calles de época colonial en la parte antigua de Bogotá que terminará en el antiguo palacio arzobispal.

Pasea por el centro histórico de la ciudad, donde podrás ver edificios como el Teatro de Cristóbal Colón, el palacio de San Carlos, que ahora acoge el Ministerio de Relaciones Exteriores y la monumental Plaza de Bolívar, donde se sitúa la hermosa catedral Primada, de estilo barroco, el Capitolio y el Ayuntamiento.

Visita el Museo del Oro, donde se exhiben más de 3.400 piezas de oro y unos 20.000 restos arqueológicos, entre ellos cerámicas y textiles procedentes de unas trece culturas diferentes. Este asombroso museo explica la historia del oro y de otros metales en las sociedades que habitaron el territorio de la Colombia actual. Entre los temas que se tratan en el museo aparece la cosmología y la simbología de los metales.

Continúa hasta un palacio prematuramente restaurado de época colonial para admirar la sensacional exposición de Botero, llamada así por el fantástico artista colombiano, Fernando Botero. Su estilo figurativo y representativo es ampliamente admirado y, aunque poco usual en el arte moderno, se trata de un estilo único y fácilmente reconocible llamado ''boterismo''. La colección se divide entre las obras que él mismo ha donado y las suyas propias. Tendrás la oportunidad de conocer obras de artistas de fama internacional como Francis Bacon, Marc Chagall, Dalí, Picasso y muchos más. Las ciento veintitrés obras de Botero incluyen bocetos, acuarelas, óleos y esculturas.

Descubre la vibrante ciudad de Bogotá, su pasado y su presente, con esta visita panorámica de la ciudad que incluye un tranquilo paseo por su centro histórico y una visita a su punto más alto, el espectacular Cerro de Monserrate.

El recorrido comienza con una exploración de La Candelaria, el centro histórico de la ciudad, para descubrir lugares tan destacados como el Teatro Colón, el Palacio de San Carlos, la Plaza de Bolívar, la Catedral, el edificio del Capitolio y el Ayuntamiento. Los amantes de la arquitectura podrán apreciar algunos ejemplos excepcionales de los estilos colonial y barroco español.

Nuestra próxima escala será el famoso Museo de Oro, que con más de 3.400 piezas de oro en la exposición, alberga una de las colecciones más importantes de metalurgia prehispánica del mundo. Recientemente renovada y ampliada, la exposición permanente del museo invita a descubrir la historia del oro y otros metales y su importancia para las antiguas sociedades que habitaron lo que hoy es Colombia. Cuatro salas separadas y un espacio de exploración interactiva dan a los visitantes una rica visión de una sustancia que ha cautivado a los seres humanos durante siglos.

A continuación tomaremos el teleférico o el funicular hasta el Cerro de Monserrate, un destino imprescindible para cualquier visitante de Bogotá. A 3152 metros sobre el nivel del mar, este famoso promontorio, además de contar con un santuario religioso y lugar de peregrinación, goza de espectaculares vistas panorámicas de la ciudad y más allá, y proporciona un gran colofón a una excursión memorable. Toda Bogotá y su rico patrimonio se encapsulan en este recorrido turístico esencial.

¿Cambias de avión en Bogotá? Disfruta de esta excursión llena de atracciones a la la capital colombiana, que te recogerá, te mostrará algunos de los sitios más importantes de la ciudad y te dejará de vuelta en el aeropuerto a tiempo para coger tu conexión.

La primera etapa de la excursión, después de recogerte en el aeropuerto, consiste en una exploración a pie del centro histórico de la ciudad, conocido como La Candelaria. Aquí visitaremos edificios emblemáticos y sorprendentes, como el Teatro Colón, el Palacio de San Carlos, la Plaza de Bolívar, la Catedral Primada, el Capitolio y el Ayuntamiento. La Plaza de Bolívar es la plaza principal de la ciudad y el emplazamiento de importantes edificios públicos como el Palacio de Justicia. Por su parte la catedral es un edificio del siglo XIX construido en el estilo neoclásico.

A continuación nos dirigiremos al famoso Museo del Oro, que acoge aproximadamente 3.400 artefactos hechos a mano de este material, el más precioso de los metales, y es uno de los museos metalúrgicos más importantes del mundo. Recientemente renovada y ampliada, la exposición permanente se divide en cinco áreas distintas que describen la importancia del oro para las culturas prehispánicas y que incluyen una zona interactiva. El museo es un lugar ideal para hacerse una idea de la fascinación que el oro ha ejercido sobre la imaginación humana desde hace miles de años.

Así que en lugar de vagar sin rumbo en el aeropuerto entre tus vuelos, ¿por qué no te apuntas a esta excursión a algunos de los lugares más carismáticos de Bogotá? ¡No te arrepentirás!

Adéntrate en uno de los más bulliciosos centros de peregrinación y oración, el importante Santuario del Divino Niño Jesús de Bogotá. Sé testigo de la figura de mármol del altar santificado de Cristo resucitado, de las luces parpadeantes que cuelgan de la nave principal y las coloridas e impresionantes vidrieras dispuestas en los pasillos. Observa la imagen del Divino Niño Jesús, objeto de culto en una pequeña capilla detrás del altar del corredor.

La devoción a este lugar sagrado se remonta a 1935, cuando el padre salesiano Juan Rizzo llegó al barrio Veinte de Julio. Él creía en la importancia de honrar la infancia de Jesús, y más tarde encargó una imagen del Niño en el almacén de arte religioso Vaticano del barrio La Candelaria. Desde ese momento, el Santuario del Divino Niño ha crecido en fama y su arquitectura ha florecido.

Explora un sitio que atrae a miles de feligreses, cuya devoción y la fe les lleva aquí para dar gracias y buscar orientación y ayuda. Descubre la importante labor que se lleva a cabo aquí, incluyendo el trabajo de apoyo social en las comunidades más desfavorecidas de la ciudad. El templo, la plaza cubierta cercana y el parque del barrio adyacente reciben todos los domingos visitantes y devotos que han hecho la peregrinación para venerar la imagen del niño milagroso.

Déjate tocar por este destino altamente espiritual, donde realmente podrás observar una parte importante de la vida de los lugareños. Rodéate de un servicio religioso maravilloso, con tiempo para comprar recuerdos, y reflexionar sobre tu visita a un lugar que significa tanto para tantas personas.

Compra hasta la extenuación, descubriendo los tesoros escondidos de Bogotá. Esta ecléctica ciudad ofrece posibilidades sin igual para la compra de una gran variedad de artículos, incluyendo esmeraldas, joyas, artesanías, textiles, piel y ropa. Para encontrar la ganga definitiva, visita uno de sus muchos puntos de venta llenos de variedad y calidad, con una relación calidad-precio xcepcional.
Aprovecha el conocimiento de tu guía local, que puede olfatear los mejores lugares de compras de acuerdo a tus gustos, incluyendo Usaquén, La Candelaria o el sector de las Américas y sus tiendas.

Para encontrar lo mejor en relación calidad-precio, alucina en uno de los muchos centros de ventas de Bogotá, en donde puedes encontrar productos de marca con grandes descuentos, frecuentemente un 20-50 % por debajo del precio habitual. Los fans de la moda estarán bien atendidos, con una gran variedad de marcas de ropa que ofrecen gangas de calidad con colecciones en constante renovación. Mima tus pies con un nuevo par de zapatos de una de las muchas tiendas de calzado, o llévate a casa algún accesorio especial para el hogar para conmemorar tu visita a la capital colombiana. Salir de compras ha ganado popularidad en los últimos años en Bogotá, y es una manera estupenda de encontrar lo que buscas a un buen precio en esta gran ciudad.

Tendrás tiempo para descansar y dejar las bolsas de la compra en el suelo en uno de los muchos cafés del lugar. ¡Pero no te detengas mucho tiempo si no quieres perderte los artículos asequibles y de calidad que te esperan en las tiendas de Bogotá!

Déjate llevar en una vuelta por los principales sectores de la vida nocturna de la bulliciosa Bogotá. Explora los placeres de la noche del Mirador de la Calera, la Zona Rosa y el Parque de la 93, terminando con deliciosos aperitivos y dos licores nacionales en un fabuloso restaurante local.

En el norte de la ciudad disfrutarás de las noches bulliciosas de Bogotá, llenas de movimiento, color y sonido. La Zona Rosa es un exclusivo espacio de interacción social que ofrece maravillosas posibilidades de fiesta y diversión. Todo el distrito y especialmente la zona peatonal conocida como Zona T están llenos de bares, cafeterías, discotecas y restaurantes para satisfacer todos los gustos y deseos. Encuentra un lugar apartado para un encuentro romántico, un espacio informal para reunirte con amigos o un lugar tranquilo para una reunión de negocios, todo en este espacio diverso y lleno de movimiento. Ubicados entre los locales nocturnos hay cómodos hoteles y tiendas fascinantes para adaptarse a cualquier deseo de hacer compras nocturnas.

Mima tu paladar en Park 93, un parque turístico en el norte de Bogotá, en la zona de El Chico. Dedicado a la grandeza gastronómica, el parque se ha convertido en un centro internacional al que acuden los amantes de la comida durante sus estancias en Bogotá. Investiga los grupos de tentadores bares, restaurantes, cafeterías y heladerías. Las paradas populares para los turistas y lugareños incluyen Jack Black, el Site, Cafe y Ice Cream Renault Pops. Esta zona peculiar también es el escenario de diversos acontecimientos culturales y recreativos durante el año.

Sumérgete en una de las zonas de vida nocturna más activas del mundo, con música, diversión y el color de Colombia, todo al alcance de la mano.

Ven a disfrutar del espectáculo de la mina de sal de Nemocón , un paraíso subterráneo a sólo 90 kilómetros al norte de Bogotá. Enterrado a 80 metros bajo la superficie de la ciudad de Nemocón , que significa ''grito del guerrero'' en el idioma indígena chibcha , se encuentra una antigua mina de sal, ahora transformada en una atracción turística totalmente visitable.

Descubre la historia de las minas de sal de la zona, la azarosa vida que los mineros tuvieron que soportar y la gran importancia de la sal en la cultura y la economía local. Explora un laberinto de túneles y cámaras en medio de espectaculares efectos de luces y estalactitas de sal. Los aficionados a la fotografía en particular, tendrán un día de campo para recordar con la extraordinaria textura de las brillantes cavernas de sal iluminadas en tonos multicolores.

Podrás admirar un cristal de sal de 1.600 kg tallado en forma de corazón, un pozo de los deseos y una cascada de sal. Esta mina con cinco siglos de antigüedad ofrece una visión fascinante de la vida cotidiana y las condiciones de trabajo de los mineros de sal, con detalles como la asistencia diaria de una capilla excavada en la sal. El Museo de la Sal, ubicado en el edificio más antiguo de la ciudad, muestra la historia del procesamiento de sal y pone de relieve cómo el control de la producción de sal se convirtió en una fuente importante de poder político tanto para los conquistadores españoles como para los administradores indígenas que les precedieron. A 500 metros de la plaza principal se encuentra un horno de sal único, que según la UNESCO es el último superviviente de más de un centenar que una vez se utilizaron para el procesamiento artesanal de la sal.
Esta excursión ofrece la posibilidad de una memorable visita a un lugar fotogénico y muy poco común.

Maravíllate con la majestad de la Catedral de Sal de Zipaquirá, que no sólo es un prodigio de la ingeniería humana, tallada bajo tierra en una antigua mina de sal, sino también un impresionante santuario de paz y belleza. La catedral encabeza cualquier lista de visitas imprescindibles en los alrededores de Bogotá.

La excursión partirá hacia el norte atravesando la sabana de Bogotá. A solo 49 km llegaremos a la antigua ciudad minera de Zipaquirá, donde se ha extraído sal de la tierra desde hace siglos. A 180 metros de la superficie se encuentra una desconcertante variedad de pasajes y cámaras que se han forjado con la extracción de más de 250.000 toneladas de sal de roca. Iconos, adornos y detalles arquitectónicos han sido tallados a mano en la roca halita, mientras que algunas de las esculturas están hechas de mármol. En la entrada al templo hay 14 pequeñas capillas que representan las estaciones de la cruz, y cada capilla comunica con la siguiente a través de un túnel.
Después, entramos en un largo túnel descendente para llegar por fin a la cámara principal con su espectacular estatutaria y el enorme crucifijo. El ambiente se intensifica con efectos de iluminación de colores y la paz que emana de tan gran espacio dedicado a la contemplación religiosa.

Ninguna visita a Bogotá estaría completa sin una excursión a Zipaquirá y la única catedral del mundo construida con sal. Verdaderamente una experiencia única.

Sumérgete dentro de los mitos y leyendas que envuelven al lago Guatavita y explora el abundante campo colombiano. Rodeado por sus deslumbrantes paisajes, visita los pintorescos pueblos y disfruta de la hermosa vista desde una represa durante este recorrido de seis horas desde Bogotá. Esta excursión te permite llevarte una verdadera impresión de lo que fue el área antes de la conquista española.

Comienza con una peregrinación a los lagos sagrados de la Colombia pre colonial, con sus impactantes vistas de Bogotá desde La Calera. Al llegar a Sopo, continúas hacia el Lago Guatavita, donde se dice que fue tanto el oro que se arrojaba como ofrenda a los dioses, que así surgió la leyenda de El Dorado. Los jefes caciques y sus sacerdotes, se pintaban cubriendo sus cuerpos con polvo de oro, navegaban hacia el lago y se sumergían en él junto a otros tesoros que las comunidades les dejaban para abandonarlos allí. El agua lavaría el oro y llevaría sus regalos hacia la profundidad, para satisfacer a sus dioses a través de esta ceremonia. Algunos conquistadores y especuladores han hecho varios intentos de desagotar el lago, pero sólo consiguieron aguas inutilizables y hasta letales.

El lago tiene un kilómetro y medio de ancho y su forma circular casi perfecta sugiere que pudo haberse formado por el impacto de un meteorito o una erupción volcánica. Sin embargo, no existe evidencia que soporte dichas teorías, lo que adhiere aún más misticismo a sus historias.

A continuación irás al pueblo de Guatavita y explorarás su encanto, con sus caminos de adoquines y casas pintadas a la cal. Visitarás la represa Tomine y aprovecharás esta espectacular vista del entorno rural. Es entonces cuando harás una pausa después tanto recorrido, ya que en la ciudad te espera un delicioso almuerzo, para finalmente regresar a Bogotá.

Emprende tu propia búsqueda del legendario El Dorado, para visitar después la única catedral del mundo tallada en sal.
Tras conducir 63 km desde Bogotá llegaremos a la laguna de Guatavita, un lago circular en lo que parece ser un cráter de meteorito, aunque sus orígenes precisos son poco claros y están rodeados de misterio.

La Laguna de Guatavita era supuestamente uno de los lagos sagrados del pueblo Muisca, y un ritual que se llevaba a cabo en él se cree que fue la base para la leyenda de El Dorado. De acuerdo con la tradición Muisca, el lago es donde se celebraban un ritual en el que su líder era cubierto de polvo de oro. antes de adentrarse en el lago en una balsa ceremonial, sumergiéndose después en la laguna para lavarse el lujoso atuendo. Desde entonces, abundan los rumores que dicen que una fortuna en oro yace oculta en el fondo del lago, y de hecho, a lo largo de los años se han recuperado multitud de artefactos. Hoy en día es un destino popular entre los viajeros que quieren seguir los pasos de los conquistadores.

Nuestra próxima escala es la ciudad de Zipaquirá, donde, después de parar para el almuerzo en un restaurante especializado en auténtica cocina colombiana, procederemos a la mina de sal. Aquí, enterrado bajo tierra, se encuentra una espectacular Catedral de Sal tallada en la roca. Con su sólida red de capillas, túneles y cámaras, esta extraordinaria estructura es un testimonio tanto de las habilidades de la ingeniería humana como un conmovedor santuario.

Deja atrás la ciudad de Bogotá con esta emocionante visita a las gentes de Fusagasuga. El gobierno local ha organizado la fantástica Expofusa, una colección de actividades que hacen de esta excursión la manera ideal de pasar un día en familia. En esta visita podrás disfrutar de una amplia gama de actividades y ver una fascinante plantación de café por el camino.

Comenzaremos saliendo de Bogotá en un viaje tranquilo en autobús a lo largo de la carretera al sur de la ciudad. Durante el camino, podrás contemplar las impresionantes vistas de los alrededores. A continuación, llegaremos a la primera parada, la plantación de café Hacienda de Santa Coloma. Durante esta interesante visita, recibirás todo tipo de explicaciones sobre el proceso de elaboración de esta infusión. Y, por supuesto, antes de salir, tendrás la oportunidad de degustar una taza del delicioso café que se produce aquí.

Durante Expofusa, podrás encontrarte con muchos de los diferentes eventos programados. Tal vez te apetezca contemplar la exposición de flores exuberantes, uno de los mayores activos de la Ciudad Jardín, o celebrar el aniversario de la ciudad, o deambular a través de las diversas exposiciones, incluyendo las muestras equina, bovina y otras de menor relevancia. No olvides probar las muestras, revisar las múltiples actividades populares o simplemente dar un paseo a caballo a través de este paisaje asombroso.

Sólo emprenderás el camino de regreso a Bogotá después de disfrutar de un buen almuerzo en un restaurante tradicional, la manera perfecta de redondear el día.

Visita uno de los más hermosos pueblos de la época colonial colombiana con este paquete perfecto de un día saliendo desde Bogotá. Reconocido por su bien conservada arquitectura y sus pacíficas calles empedradas, Villa de Leyva es un lugar único y cautivador que siempre consigue hacerse un hueco permanente en el corazón de cada visitante.

Rumbo al norte desde Bogotá, el recorrido pasa por pueblos antiguos que datan de la época precolombina, así como por líderes industriales como Tocancipá y Gachancipá, antes de llegar a Puente de Boyacá, lugar histórico por la batalla del mismo nombre en la que Colombia obtuvo su independencia de España.

A continuación, llegaremos a Villa de Leyva donde lo primero que te sorprenderá son sus paredes encaladas y la sencilla elegancia de los edificios de la época colonial. La impresionante Plaza Mayor, se extiende a través de una superficie de más de 14.000 m2, una de las más grandes del país, y cuya miríada de adoquines rinde silencioso tributo a una hazaña prodigiosa de la industria.

Ninguna excursión a la ciudad estaría completa sin visitar el notable Convento Santo Ecco Homo. En su día un monasterio, este hermoso edificio tiene un encanto misterioso que afecta a todos los que deambulan por sus instalaciones. Pasea por los jardines al aire libre al tiempo que admiras la exquisita arquitectura de los claustros y la iglesia.

Pararemos para almorzar en un restaurante local donde probar la auténtica cocina colombiana. La excursión incluye visitas a un museo paleontológico y otro de arte, así como numerosos edificios de importancia histórica. Con su gran cantidad de iglesias, museos y edificios imponentes, Villa de Leyva es un destino ineludible para cualquier persona con interés en la historia y cultura colombianas.

Conoce Bogotá desde una perspectiva diferente, con una buena dosis de cultura, arte, historia y gastronomía. Empieza este paseo por Bogotá en el barrio histórico de la ciudad, La Candelaria, lugar de la fundación de la ciudad en 1538.

Admira su bien conservada arquitectura colonial española característica y su estilo barroco. Descubre el arte callejero urbano de Bogotá, admirando los murales y pequeñas obras de algunos de sus más famosos artistas. A través de la síntesis de fascinantes representaciones artísticas, aprenderás acerca de la historia, la cultura y la política de Colombia, antes de llegar a conocer otro elemento importante de la cultura colombiana: ¡el cacao! Déjate tentar con una visita a una tienda tradicional de la zona, para ver una demostración de producción de chocolate, y aprovecha la oportunidad de degustar las mejores delicias de chocolate casero.

No pierdas la oportunidad de probar la chicha, una bebida fermentada hecha de maíz, que se remonta a los antiguos tiempos muisca. Toma un tradicional corrientazo, un menú popular lleno de delicias culinarias colombianas. Da un paseo por las calles del barrio histórico y cultural de La Candelaria. Pasea por la plaza de Chorro de Quevedo, investiga el Museo de Botero (un reconocido pintor y escultor colombiano), y trata de orientarte en la plaza principal, la Plaza de Bolívar.
Disfruta de una deliciosa empanada recién hecha, un bocado callejero lleno de arroz frito, carne y pollo. Por último, visita la primera imprenta de Bogotá y participa en un corto taller de impresión con técnicas tradicionales. Encuentra las mejores delicias culinarias y culturales de Bogotá, ¡todo al alcance de tu mano!

¡Despierta con estilo con un gran desayuno en Bogotá! Comienza el día de la manera correcta mientras te mostramos lo mejor de la cultura gastronómica de Bogotá, a la caza de las mejores delicias locales de la ciudad. Encontrándonos en la Plaza de los Periodistas, disfrutarás de un cómodo viaje en autobús hasta Paloquemao, el mercado de productos frescos de granja más grande y concurrido de Bogotá. Comparte la mañana con los lugareños, aprende sobre sus actividades cotidianas en el mercado, prueba frutas y verduras exóticas y disfruta de un desayuno típico colombiano.

Visita una legendaria panadería establecida en 1936 para disfrutar de la receta original del chocolate caliente santafereño. Toma un sabroso tamal, un pequeño paquete de alegría con varios rellenos salados envueltos en una gran hoja de plátano. Prueba los tradicionales “onces”, aperitivos que siguen siendo populares entre los cachacos (naturales de la región de Bogotá) y los visitantes.

Podrás degustar las tentadoras delicias de los puestos locales mientras das un agradable paseo por el centro de Bogotá. Y ¿qué mañana colombiana está completa sin un toque de exquisito café colombiano? Aprende todo lo que hay que saber acerca de esta delicia producida localmente en un país que es el segundo mayor productor de granos de café arábica del mundo. Escucha los gritos de “¡Tinto! ¡Tinto!” de los vendedores ambulantes que venden una amplia variedad de cafés producidos en el país. Descubre por qué este líquido caliente y vivificante es el oro negro de Colombia, una visita obligada para todos los conocedores de café, y para cualquiera que necesite ese impulso de media mañana.

El combustible perfecto para comenzar tu día está llamándote desde el corazón de la gastronomía de Bogotá.

¡Suéltate el pelo y da inicio a una noche como ninguna otra con el sabor de la famosa vida nocturna de Bogotá! Comienza tu viaje nocturno en el histórico barrio de Usaquén, famoso por su arquitectura de estilo colonial español y ambiente bohemio. Con sus pequeñas calles empedradas y su ambiente alternativo, Usaquén es una ciudad en sí misma dentro de la ciudad en expansión de Bogotá, un testimonio de la diversidad de la ciudad.

Saborea tu primera cerveza y mézclate con la población local en un local típico. Continúa tu noche con un paseo por las pintorescas calles de Usaquén hasta un popular bar colombiano que fabrica su propia y deliciosa cerveza artesanal.

Descubre el tejo, el deporte nacional no oficial de Colombia, una combinación explosiva de cerveza, pólvora y discos de plomo voladores. Sumérgete en el ruido, la música, la locura y la atmósfera de este peculiar pasatiempo colombiano. Saboreando los deliciosos aperitivos locales regados con una sabrosa cerveza, tu primera experiencia del Tejo sin duda te dejará asombrado.

A partir de aquí, pasa a la Zona T, un barrio peatonal alternativo, lleno de animados bares y restaurantes, centros comerciales, tiendas y discotecas. Busca refugio bajo un alucinante techo de neones y disfruta de los deliciosos platos de carne del restaurante/bar Andrés D.C. Explora los bulliciosos alrededores, donde siempre se encuentra algo para todos los gustos, desde palpitantes clubs llenos de equipos de láser hasta refugios pequeños e íntimos, pasando por entornos perfectos para una cena romántica y mucho más. Salta de lugar en lugar, aprovechando la reputación de Zona T de servir cócteles de generosas proporciones. ¡No te contengas en Bogotá!

Utilizamos cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y analizar el uso de la web. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar". Puedes consultar nuestra política de cookies haciendo click aquí.