Rincones de Castilla-La Mancha que no te puedes perder

Inicio > Castilla-La Mancha > Rincones de Castilla-La Mancha que no te puedes perder

Publicado el 13 enero, 2019 por bookaris

El turismo de interior es una de las grandes joyas de España, porque no todo es sol y playa cuando se trata de vacaciones o escapadas. España es mucho más, cuenta con rincones de interior de visita obligada, como los que hay repartidos por Castilla-La Mancha, un compendio de rincones que pueden dejar a cualquier clase de viajero con la boca abierta.

Alcalá de Júcar (Albacete)

Es una localidad laberíntica, lo que ya de por sí imprime un halo como de otro tiempo. Ha sabido conservar a la perfección su rico legado histórico y su aire medieval, uno de sus principales atractivos. No veremos increíbles construcciones arquitectónicas, pero su encanto radica en lo sencillo. Un lugar para disfrutar, para perderse un día, conocer a sus amables gentes, su historia, sus tradiciones, gastronomía, etc.

Belmonte (Cuenca)

Cuenca es mucho más que las famosas Casas Colgadas, tiene rincones espectaculares que no dejan indiferente a nadie. En Belmonte se ordenó levantar uno de los castillos más peculiares de toda Castilla-La Mancha, con una mezcla de estilos entre los que podemos encontrar el gótico y el mudéjar. Por tanto, este rincón es uno de los de visita obligada a este destino.

Las calles están flanqueadas de casonas de blanco impoluto, como había hace cientos de años, con algunas callejuelas estrechas y empedradas que harán que pasear por este rincón sea casi como hacer un viaje en el tiempo. De hecho, muchas personas consideran a esta localidad como una de las más bonitas de toda la comunidad autónoma.

Sigüenza (Guadalajara)

En cualquier lugar de este rincón se respira aire medieval y es algo que salta a la vista desde el primer momento. Cuenta con un gran patrimonio monumental entre los que se encuentra su castillo, hoy en día remodelado y convertido en Parador de Turismo.

No hay que olvidarse de otros rincones como la catedral de Santa María de Sigüenza, sus dos torres exteriores y su conocida torre del Gallo. Pero no solo hay que disfrutar de la arquitectura en este lugar, la gastronomía es otro de los puntos fuertes de Sigüenza, con lo que incluso puede decirse que este rincón también puede ser saboreado.

Hoces del río Cabriel (Entre Cuenca y Albacete)

La zona de El Cuchillar y las Hoces del Cabriel son ideales para los amantes de la naturaleza, rincones protegidos bajo la nomenclatura de Reserva Natural. Son lugares que sorprenden por su pasmosa belleza y que según se va conociendo más va atrapando. Es recomendable visitar las riberas de dos de sus afluentes, el arrollo de Tejadillos y el río Laguna. También la laguna del Marquesado. Llevad la cámara de fotos porque no querréis olvidaros de estos rincones.

Los molinos de Consuegra (Toledo) y Campo de Criptana (Toledo)

Es imposible evitar que se nos venga a la mente las andanzas de nuestro hidalgo más famoso de la historia, Don Quijote de La Mancha y su fiel escudero Sancho Panza. Son uno de los símbolos más universales de Castilla-La Mancha para todo el mundo, monumentos vivos de un pasado industrial que no queda tan lejos aunque se quiera creer. Gigantes de fantasía que resisten al paso del tiempo y que son de visita obligada a nuestro paso por estas localidades castellano-manchegas.

Descuentos en hoteles en Toledo

Los comentarios están cerrados.