De vacaciones a Benidorm

Inicio > Destinos > España > De vacaciones a Benidorm

Publicado el 5 agosto, 2009 por bookaris

Benidorm

Benidorm, he visitado muchas veces esa ciudad y no me canso. Supongo que cada sitio tiene su alma, por decirlo de alguna manera.

De todos es sabido que el principal reclamo de Benidorm es el sol y la playa. Su microclima de temperaturas suaves a lo largo del año, hace que muchos turistas acudan a él, huyendo del calor o frío extremo de otras zonas. Pero también es un hervidero de diferentes culturas y lenguas.

Un sitio que era mágico para mi en la infancia es La Cruz, punto alto de Sierra Helada desde donde puedes observar Benidorm en todo su esplendor, sobre todo de noche, cuando está iluminada la ciudad, resultan preciosas las vistas.

Tienes varias playas para elegir, cada una con su estilo, empiezo por la Cala del Tio Ximo, a los pies de La Cruz, de acceso un pelin complicado, por lo que no es muy visitada. Tranquila por tanto. Suele haber nudistas.

Playa de Levante, la más masificada por estar en esa zona el mayor número de plazas hoteleras por metro cuadrado de la ciudad. Sus arenas estan plagadas de hamacas y sombrillas. Y bordeándola, multitud de cafeterias, bares y restaurantes donde reponer fuerzas. De aguas tranquilas, y en algunas zonas con rocas en las orillas, el agua parece que no quiera cubrirte y tienes que ir andando unos cuantos metros hacia dentro para conseguirlo.

Playa Mal Pas,  entre el puerto y el Mirador de Benidorm, y separando las dos playas principales está esta calita la mar de agradable, aunque cuesta aparcar para llegar a ella. Por ello, diría que sus principales visitantes son los que van andando y viven o se alojan en pleno casco viejo.

Playa de Poniente, la que le sigue al puerto, si la de Levante se caracteriza por haber multitud de gente extranjera, aquí se puede ver más «producto nacional».

La Cala, mi preferida, mucho más ancha, en cuanto a arena, que las otras, con algo más de oleaje, por tanto más divertida, y algo menos transitada, el problema también es el aparcamiento en pleno verano, pero vale

la pena el esfuerzo. Tiene un par de localitos a pie de playa en plan Chill Out, que te hacen disfrutar al máximo de la vista de la ciudad desde el otro extremo. Con una tranquilidad que te evade por un rato del trajín de la zona Levante.

Benidorm tiene una gran variedad de restaurantes de diferentes especialidades tanto de cocina española (la zona vasca de tapas, no puede faltar en tu ruta), como italiana, china, marroquí, india, japonesa, alemana, inglesa,… para cubrir las necesidades gastronómicas de sus turistas, y a precios razonables.

En cuanto a ambiente nocturno, tiene sus zonas. Está la española en Zona Nueve, y Casco Viejo. La de la playa de Levante compuesta por diversos pubs con animación de gogós y relaciones públicas ofreciéndote chupitos en sus locales, y descuentos para luego continuar la fiesta en las Discotecas de la carretera, que abren ya entrada la noche. También cuenta con una Zona Inglesa o «guiri» en el Rincón de Loix, con marcha en sus discopubs todos los días del año. Sin olvidar multitud de locales de ambiente en el casco antiguo.

Completa su oferta lúdica con sus 4 parques temáticos (que se dice pronto), Terra Mitica, Terra Natura/Aqua Natura, Aqualandia y Mundomar. También hay empresas dedicadas a las excursiones y actividades de aventura, senderismo, buceo, paseo en jeeps, etc.

En resúmen, Benidorm da la opción de pasar tus vacaciones sin hacer nada, con tu hotel en pensión completa o «all inclusive» y todo el día tumbado en tu hamaca intentando quedarte «pa ti pa siempre» todo el sol, o no parar, con todas las actividades que la villa te ofrece. Decides tú.

Carolinchi75

Los comentarios están cerrados.