Otros consejos para viajar con animales

Inicio > Viajar con mascotas > Otros consejos para viajar con animales

Publicado el 13 septiembre, 2018 por bookaris

Viajar con animales es algo cada vez más común, algo muy extendido desde hace años y el sector turístico es consciente de ello. Por esa razón, ante la demanda de los clientes, ya quedan muy pocas compañías de transportes que no dejen viajar a las mascotas, aunque siempre podemos ir con ellas en nuestro vehículo, siempre que se cumplan las preceptivas medidas de seguridad.

Los medios de transporte y los animales

Las compañías aéreas cuentan con diferentes normativas acerca de viajar con las mascotas en la cabina, siempre y cuando tenga unas medidas determinadas y esté en una bolsa de transporte, contenedor o transportín, que también debe tener unas medidas específicas y que hay que consultar antes de comprar nuestro billete.

Además de ello, hay que ver las restricciones que tienen los países de destino respecto a la entrada de animales vivos a su territorio. A todo ello, hay que sumarle que las mascotas deben tener todas sus papeles en regla como el pasaporte internacional así como un certificado anual de anticuerpos entre otros documentos, que no siempre son iguales en cada compañía aérea.

Si eliges el tren, debes saber que en España, al contrario de lo que sucede en muchos otros países europeos, las mascotas deben pagar al menos un 25% de la tarifa ordinaria y deben tener un peso máximo de 10 kilos. Solo los trenes de cercanía permiten que las mascotas viajen gratis, pero todas deben ir en un transportín o bolsa adaptada y sujeta a unas medidas específicas.

En caso de viajar en autobús, también se permiten mascotas pero no se pueden subir a la cabina, a excepción de los perros lazarillo. El resto debe ir en su transportín y debe viajar obligatoriamente en el maletero del autobús, es decir, en la parte inferior. Normalmente solo se acepta un animal por recorrido y, dependiendo de la empresa, se suele pagar la mitad de lo que cuesta el precio del billete ordinario del pasajero.

Viajar en barco con la mascota es posible, pero no se tendrá con nosotros durante el trayecto. Así de tajante es la política de las principales navieras españolas. Deben viajar en la bodega de carga y hay algunas compañías que cuentan con jaulas acondicionadas y transportines en lugares concretos.

Es necesario preguntar al personal dónde dejar a la mascota y que indiquen en qué momento podemos acercarnos a visitarla así como para darle de comer o beber. Otra norma es no dejar a los animales dentro de los vehículos que están aparcados en las bodegas.

El alojamiento, también para mascotas

Desde hace unos años, la proliferación de alojamientos pet friendly ha ido en aumento, lo que es toda una ventaja para todas aquellas personas que tienen mascotas y quieren viajar con ellas durante la temporada de vacaciones, por ejemplo.

Es necesario hacer una selección de aquellos hoteles que acepten mascotas, pero también hay que conocer el incremento de precios, las infraestructuras y todo lo que pueden ofrecer por nuestros peludos amigos.

Hay hoteles que permiten dejar a los animales mientras el resto de la familia puede conocer el destino. Los animales recibirán toda la atención necesaria como alimentación variada y equilibrada, zonas de juego e incluso servicio de veterinario si fuese necesario.

Los comentarios están cerrados.