La fecha de fundación de Lagoa es desconocida. Sin embargo, se sabe que la población nació al borde de una laguna, de donde deriva su nombre. Encontramos algunos elementos manuelinos en el pueblo que muestran su desarrollo durante el siglo XVI, pero su historia está documentada sobre todo a partir del siglo XVIII, en el momento en que Lagoa fue elevada al rango de ‘Vila’ (pequeña cuidad) y se forma su propio concejo. En 1755 Lagoa fue destruida por culpa del terremoto que padeció pero posteriormente fue reconstruida. Esto lo muestran la cantidad de monumentos y construcciones de esa época.

A finales del siglo XIX la pesca y la industria de la conservación de pescado trajeron la prosperidad a Lagoa. En la actualidad, el papel más importante lo desempeña el turismo y una diversidad creciente de distintas actividades económicas.

La pequeña ciudad se desarrolló a partir de la Iglesia Matriz que data del siglo XVI, que fue  completamente reconstruida en el siglo XVIII. En las calles que la rodean con sus casas blancas y sus chimineas adornadas, todavía se respira ese ambiente del pasado.
Un paseo por su trazado irregular nos proporciona diferentes perspectivas de la ciudad, en donde podemos apreciar los Altares de los Pasos, que marcan las antiguas ceremonias de la Semana Santa, donde encontramos varios portales y ventanas de estilo manuelino que caracterizan su pasado quinientista.

El nombre de Lagoa se ha difundido internacionalmente sobre todo gracias a la buena producción del vino blanco, siendo una de las regiones con denominación de origen del país.

La Playa de Carvoeiro

Praia da CarvoeiroLa Playa de Carvoeiro es una bella y pintoresca imagen del litoral algarvío. Se encuentra junto a un acantilado en el que se esparcen armoniosamente las pequeñas casas blancas de los pescadores. Es una playa pequeña de arena, protegida del viento y muy frecuentada por los veraneantes. Los pequeños barcos de los pescadores ofrecen paseos por las bellísimas cuevas junto a la costa.

El pueblo de Carvoeiro ofrece una amplia variedad de restaurantes, bares y terrazas los cuales se pueden acceder directamente desde la playa ya que no existe una separación entre el pueblo y la playa.

Praia da Senhora da Rocha

Enclavada entre altos alcantilados se encuentra la Playa de Senhora da Rocha, una pequeña playa bañada por aguas cristalinas y tranquilas, ideal para bañarse o para iniciar paseos en barco por la costa descubriendo las cuevas de sus alrededores.

Al Oeste, la playa está limitada por una punta rocosa, que la separa de la Playa Nova, estando conectada a ésta mediante un túnel excavado en la roca. En esta punta rocosa es donde se sitúa la encantadora Capilla dedicada a Nuestra Señora de Rocha, que fue construida en el siglo XIV para albergar la imagen que se encontró en este sitio. Alrededor de la capilla existe un mirador desde el cual se puede disfrutar de unas vistas panorámicas deslumbrantes de la costa algarvía.

Praia Da Marinha

Esta playa está considerada como una de las 100 mejores playas en el mundo. Esta rodeada por altos acantilados, es una playa salvaje en un rincón de naturaleza preservada.

Antes de bajar a la playa disfruta del paisaje que se divisa desde lo alto del acantilado. Se llega a la playa bajando unas largas escaleras pero este esfuerzo será recompensado por la tranquilidad que encontrarás en esta joya de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *