Guía del Algarve

Inicio > Guías de viaje > Guía del Algarve

El AlgarveEn el litoral del extremo sur de Portugal, donde las aguas son más cálidas y serenas: ésta podría ser perfectamente la definición del Algarve. Lo único es que dejaríamos fuera el clima – el excelente clima del Algarve, que nos proporciona bienestar, equilibrio y distensión – así como las urbanizaciones turísticas, hoteles y resorts de lujo, o los pequeños pueblos de pescadores, como Santa Luzia, en Tavira, o el pequeño puerto de Sagres.
Treinta campos de golf, treinta opciones que desafían a profesionales o tientan a aficionados. En el Algarve se vive en la calle, se olvida el estrés y se viste con pantalones cortos todo el año. El Algarve es bueno para la salud, repone el equilibrio natural, nos reconcilia con la vida. Se vive fuera de casa, en las terrazas, en la barbacoa, con comidas sanas de pescados a la parrilla y mariscos.
El Algarve es la región más meridional de Portugal continental. Engloba una subregión estadística con el mismo nombre y con las mismas dimensiones, y que corresponde también, en su totalidad, a la antigua provincia del mismo nombre, al distrito de Faro y a la nueva Gran área Metropolitana del Algarve. Tiene una superficie de 4960 km y una población residente de 458.734 habitantes. Su capital es Faro.

Esta es la región mas visitada de Portugal. Más de 9 millones de turistas extranjeros visitan el Algarve todos los años.

Su gastronomía

Algarve es tierra de sol y tierra de pescado, marisco y una selecta variedad de carnes de caza y verduras de la huerta.

La calidad y variedad es muy grande; un pescado a la parrilla o unos percebes en una playa de la costa del Cabo de San Vicente son un auténtico placer para el paladar.

La cocina autóctona del Algarve es una de las mejores de Portugal, y según los expertos lo mejor de la gastronomía autóctona se encuentra en la Isla de Tavira. Merecen especial atención los platos de carne como el guisado de grano, la feijoada y la gallina con cereza.

No te vayas sin probar unos chicharros al limón, o la tradicional sardina asada en Portimão, acompañada con una ensalada ‘montañesa’ en Cacela, y verás como no hay nada mejor que esta sabrosa sencillez.

Del filete de atún de Tavira al pulpo de Santa Luzia, el Algarve sobresale en este tipo de menús, que pasan por las deliciosas almejas y navajas, por las ostras de Baleeira, de Alvor y de Ria Formosa, por los calamares y chipirones de todo el Algarve.

Si visitas una casa rural, ellos ofrecen a los turistas que tengan la posibilidad de degustar algunos platos típicos como el bacalao salado, la cataplana de mariscos, la lubina, las sardinas asadas, la sopa de pescado, los calamares rellenos, el arroz caldoso, entre otros de los manjares típicos de la región.

De los dulces, se destacan los deliciosos higos rellenos y el Mordago de almendras. Mientras que de sus vinos, tanto los tintos afrutados como los blancos secos cautivan a los paladares más exigentes (merecen atención especial los vinos de Lagoa, Lagos y Tavira).

Las sardinas asadas es una de las especialidades más importantes en toda celebración popular. Y éstas son uno de los iconos más emblemáticos de la cocina autóctona y un verdadero placer para los amantes de la cocina marinera.

Los comentarios están cerrados.